Museu de l’Art Prohibit. Una experiencia original en Barcelona

¿Estáis buscando planes originales en Barcelona? El Museu de l’Art Prohibit es una opción ideal.

En su fondo se amalgaman una serie de obras de arte de distintas épocas y estilos con un nexo común: todas ellas se caracterizan por haber vivido algún tipo de censura, se han retirado de exposición, han sufrido alguna agresión o han sido denunciadas por algún colectivo.

Un museo con una exposición rica, en el sentido de que muchas de las piezas que se exponen son obra de artistas de renombre. En el Museu de l’Art Prohibit no solo disfrutamos del arte por el arte, sino que las historias que se encuentran detrás de cada una de las obras, alimentan nuestra curiosidad e invitan a la reflexión sobre la censura, las prohibiciones y la forma de reaccionar de los colectivos. La visita nos permite sacar nuestras propias conclusiones sobre la idea de dónde se encuentran los límites de la libertad de expresión.

Entrada al Museu de l'Art Prohibit

Otro de sus puntos fuertes del museo es que no se limita a una temática específica. Las obras han sido censuradas, retiradas, o denunciadas por causas muy diversas, de índole religiosa, política, moral,… lo que hace que la experiencia sea única, en la que cada uno es libre de interpretar a su manera.

Visita al Museu de l’Art Prohibit

El origen de la colección

Todo empezó con la obra Presos políticos en la España contemporánea, de Santiago Sierra. Esta fue retirada en el 2018 del ARCO.

A partir de ese momento el periodista y empresario Tatxo Benet inició esta colección rescatando obras de arte que habían sufrido algún tipo de censura o ataque. El resultado: lo que a día de hoy vemos expuesto en el Museu de L’Art Prohibit.

Escalera Museu de L'Art Prohibit

Casa Garriga Nogués  

Las obras de arte, escondidas o retiradas, no podían encontrar un marco más adecuado para lucir en todo su esplendor que el de la casa Garriga Nogués, un edificio señorial, en estilo ecléctico, que destila rasgos de modernismo. Está declarada como bien de interés cultural desde 1980.

En pleno centro de Barcelona, es una residencia con altos techos decorados, galerías y vidrieras, columnas, bonitas salas y escaleras que debemos al arquitecto Enric Sagnier Villavecchia. La construyó entre 1902 y 1904 para una familia de banqueros.

La casa mantiene toda su esencia original y se ha sabido hacer buen uso de los espacios. Espacios que se han aprovechado con estilo para diseñar la estructura expositiva.

Lo dicho, todo y que las obras de arte que se exponen son muy interesantes, no olvidéis recrearos también en los detalles arquitectónicos de la casa Garriga Nogués.

Casa Garriga Nogués

La exposición del Museu de l’Art Prohibit

La exposición se encuentra dividida en dos plantas. El recorrido se inicia en la planta superior. Nos dejamos sorprender por obras de diversos artistas. Asimismo, en las paredes, se proyectan frases que invitan a la reflexión. El material expositivo se complementa con audiovisuales.

El fondo se compone de unas 200 obras, que van aumentando a medida en que lo hace la colección, diversos elementos artísticos entre los que se engloban pinturas, fotografías, esculturas, carteles o material audiovisual.

Se exponen obras que datan desde el XVIII al XXI. Entre los artistas, tenemos algunos de la talla de Goya, Picasso, Warhol, Banksy, Barceló, Klimt,…

Cada paso por las salas del Museo de L’Art Prohibit nos sorprende, al mismo tiempo que apela a nuestro espíritu crítico. Según la propia web del Museo:

“El Museu de l’Art Prohibit nace con la voluntad de ser un espacio para la libertad creativa y un laboratorio para abordar los actos de censura en las artes.”

Goya en el Museu de L'Art Prohibit

Lo que debes saber antes de ir

  • El Museu de L’Art Prohibit está abierto todos los días en horario de 10 a 20 h. ininterrumpidamente.
  • Las entradas se pueden comprar tanto online como en la taquilla del propio museo. Aunque si reservas vía online, resulta más económica. Los precios son: en taquilla 14€, online 12€. También hay tarifa reducida para estudiantes, poseedores del Carnet Jove y mayores de 65 años.
  • Es una visita para adultos. No se recomienda a menores de 13 años.
  • En la entrada, además de la taquilla, está la tienda donde se pueden encontrar objetos tan únicos como los del propio museo.
  • El Museu de l’Art Prohibit se encuentra en pleno centro de Barcelona. En la c/ Diputació, nº 250. Os recomiendo llegar en transporte público. Se puede llegar bien desde la plaza de Catalunya y hay diversas opciones para llegar en tren, metro o autobús.
Cuadro de Banski

Si habéis llegado hasta aquí, estoy segura de que os habrá picado la curiosidad por descubrir qué se esconde en el interior del Museu de l’Art Prohibit. Personalmente la percibo como una visita recomendable, una exposición muy bien pensada y compuesta por un fondo original, que invita a la reflexión sobre la libertad de expresión, así como sobre las diferentes perspectivas y los sentimientos que produce el arte más allá de la propia obra… Aquí cobra importancia el cómo se ve el arte desde el otro lado, cuando el arte deja de pertenecer al creador y se muestra ante los ojos del público, desde la mirada individual e interpretativa de cada uno, entendiéndose ese uno tanto como individual como colectivo.

Add Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.