Qué ver en la Roque-Gageac. Francia

Si sois de aquellos a los que les gusta descubrir pueblos bonitos, la Roque-Gageac seguro que os va a encantar. No dejéis de incluir este pequeño municipio en vuestros planes si estáis pensando en viajar a Francia., concretamente a la Dordoña, en la región de la Nouvelle Aquitaine.

A orillas del río Dordoña, la Roque-Gageac se erige de manera escalonada en un cerro, conformado por una inmensa superficie de roca.

Vistas de la Roque Gageac

No necesitaréis más de dos o 3 horas para descubrir los recovecos de la Roque-Gageac y disfrutar de las espectaculares vistas al río Dordoña desde sus miradores.

Recorrido por la Roque-Gageac

Nosotros empezamos nuestro recorrido en la parte baja del pueblo. Ya que, practicamente en la misma zona de aparcamiento, te encuentras con el mercado.

El mercado

El mercado es una estructura con techo de madera sustentada con columnas que simula un mercado de época medieval. Sin embargo, es una construcción bastante reciente ya que data del año 2003. Es aquí dónde se ubica el mercado semanal de los viernes durante los meses de mayo a setiembre.

Si estáis en la zona del Perigord os recomiendo visitar sus mercados es una buena forma de acercarse a los productores locales y los productos de temporada. Os garantizo que se pueden encontrar verdaderas exquisiteces.

Desde este punto cruzamos la pequeña carretera y subimos hasta encontrarnos con el jardín exotico.

Mercado de estilo medieval

El jardín exótico

Debo confesar que me pareció bastante curioso encontrar este jardín en el pueblo de la Roque-Gageac. Y es que, rodeados de casitas de piedra con los tejados típicos de la Dordoña nos encontramos con un espacio verde formado por diversas especies que no son autóctonas de la zona. Caminamos por una callejuela estrecha entre cañas de bambú, palmeras, naranjos…

De hecho, más que un jardín exotico es un jardín que nos lleva a las especies de plantas más típicas de la zona mediterranéa, con bouganvillas, parsifloras, laureles, rosales, cactus…

Se lo debemos a Gérard Dorin (1935-2014). Fue en 1970 cuando creó este jardín de vegetación exuberante.

Si seguimos andando, por la prácticamente única calle del pueblo (sin contar la carretera) llegaremos hasta la iglesia au Clocher-Mur.

jardín exótico

Iglesia au Clocher-Mur

Es una iglesia pequeña y acogedora, con tejado de doble vertiente en el que se insiere un campanario con dos campanas y otra pequeñita en la parte superior.

Cuando, durante las guerras de religión, quedó destruída la iglesia de la Roque-Gageac, se aprovechó la capilla medieval del antiguo hospital para convertirla en iglesia parroquial.

Probablemente la encontraréis abierta y es posible acceder al interior.

Una vez sobrepasamos la iglesia nos encontramos con uno de los edificios más llamativos de La Roque-Gageac Le Manoir de Tarde.

Iglesia de la roque Gageac

Le Manoir de Tarde

Y lo que probablemente más nos llame la atención, de esta casa señorial, es la torre que se eleva justo en el centro del pueblo. El conjunto del manoir se compone de la torre y dos edificios adosados a ella. Es aquí, donde antiguamente residían los obispos de Sarlat.

Sarlat-la-Canéda, es un imprescindible en esa zona. Si quieres saber más sobre uno de los pueblos más bonitos del Périgord Noir no te pierdas el post:
Qué ver en Sarlat-la-Canéda, el corazón del Périgord en Francia
Manoir Tarde. Dordoña. Francia

El Fuerte Troglodita

Si algo abunda en el valle de la Dordoña son las cuevas trogloditas y en la Roque-Gageac encontramos un original ejemplo de este modo de habitación, pero en este caso, convertido en elemento defensivo.

Se trata de una cueva ubicada en la parte alta de la gran estructura rocosa sobre la que se erige el pueblo de la Roque-Gageac. El fuerte troglodita data del s. XII y probablemente se lo debemos a un encargo de parte del monasterio de Sarlat.

Fuerte troglodita la Roque Gageac

En el s. XIV formó parte de un sistema defensivo que contaba también con un castillo que no se ha conservado. Gracias al castillo y al fuerte troglodita los habitantes de la Roque-Gageac pudieron superar los diversos conflictos bélicos de los que se dieron en toda la zona del Perigord.

El fuerte que había quedado en muy mal estado, debido a una inundación, se rehabilitó por completo y se abrió al público sobre el año 2010.

Es una buena oportunidad para descubrir una cueva convertida en fortificación con sus fosos y columnas, personalmente me pareció muy original. La perspectiva del pueblo y el cauce del río desde el fuerte troglodita es simplemente espectacular.

Para llegar hasta arriba encontraréis la entrada justo cuando terminéis de atravesar un portal a la altura del el Manon Tarde.

Fuerte troglodita en el pueblo de la Roque-gageac

Para subir los 40 m. de altura, que lo separan de la calle, encontraréis escaleras con barandillas de madera, no se cuantos escalones debe haber, pero está alto, no olvidéis el agua , la protección solar y un gorro si es verano.

El fuerte no está abierto todos los días del año, Acostumbran a cerrar en invierno exceptuando los días de vacaciones navideñas.

El recordatorio

Lo siguiente que nos encontramos tras el fuerte troglodita es un monolito en piedra. El monolito en si no tiene mucho aliciente, así como tampoco los restos de las casas que le acompañan, pero la historia triste de una tragedia que sacudió al pueblo si que merece la pena.

El monolito es un homenaje a las tres víctimas mortales del día 17 de enero de 1957, es la zona de las casas destruidas. Un día en el que amaneció como un día cualquiera. Sin embargo, sobre las diez de la mañana se produjo un movimiento y derrumbe de rocas. El aluvión se llevó por delante algunas de las casas. Toneladas de rocas y escombros cortaron la carretera principal de acceso al pueblo, que permaneció intransitable durante dos años.

La mayor parte del recorrido que os he ido explicando a lo largo del post lo hemos hecho sin salir de la misma calle, caminando en línea recta nos vamos topando con los diversos puntos de interés.

Al final del camino nos espera el chateau de la Malartrie.

Château de la Malartrie

En uno de los extremos del pueblo encontramos este bonito edificio de estilo renacentista. Desde el s. XII existía en ese enclave un edificio que funcionó como hospital de leprosos. A día de hoy el Château de la Malartrie no se puede visitar.

Château de la Malartrie la roque Gageac

Paseo en barca , Gabarra

El paseo en Gabarra, además de proporcionarnos unos momentos de relajación y contacto estrecho con la naturaleza, nos permite emular tiempos pasados. Y es que las gabarras no son más que las antiguas barcazas de transporte comercial que podían iniciar su ruta en Argentat (Corrèze) y llegaban hasta Burdeos. El hecho de que la navegación en el Dordoña es por aguas poco profundas hace que sean barcazas con una base plana.

Como curiosidad os diré que al regreso las gabarras eran literalmente arrastradas por animales o los propios marineros. No se si a vosotros, pero particularmente este hecho me llamó mucho la atención. Y me hizo pensar en las duras condiciones laborales de otros tiempos.

Si os estáis preguntando si merece la pena dar un paseo en gabarra os diré que si. Podremos disfrutar de una prespectiva diferente de la Roque-Gageac.

  • La empresa que hace los paseos se llama Gabares Norbert.
  • Está abierto todos los días de 10 a 18 h. durante los meses de abril a septiembre.
  • El precio del billete es según la modalidad. Hay dos tipos de paseo el de 50 minutos y el de 3 horas.Las tarifas son diferentes según lo que escojais. Para mi,con el de 50 ya hay más que de sobra para llevarnos una imagen idílica del Dordoña, sus pueblos, castillos y el entorno natural que todo en conjunto parece sacado de un cuento

Otra opción para navegar en el río Dordoña

A pocos Km. de la Roque de Gageac se encuentra otro pueblo calificado como uno de los más bonitos pueblos de Francia: Beynac. Nosotros el paseo en Gabarra lo hicimos allí, en Beynac. El recorrido que nos llevó por las tranquilas aguas del Dordoña nos permitió disfrutar de la voluptuosa vegetación y de los castillos que se erigen a sus orillas.

Si vais a la Roque Gageac os recomiendo que los combinéis con una visita a Beynac. Nosotros lo hicimos así y quedamos encantados con la experiencia.

Si queréis conocer todos los detalles de nuestro paso por Beynac no os podéis perder este post:
Paseo en Gabarra por uno de los pueblos más bonitos de Francia.

Estoy segura que si estáis pensando visitar este pueblo medieval os va a cautivar totalmente. Perderse por sus calles con las casas de piedra de color miel con los tejados típicos del Périgord, hacer una excursión hasta el fuerte o simplemente navegar tranquilamente a bordo de una gabarra descubriendo los paisajes de cuento más típicos de la Dordoña son planes perfectos.

Fuente en la Roque Gageac

Qué saber antes de ir. Recomendaciones prácticas

  • En la parte baja del pueblo encontraréis una zona de aparcamiento de pago.
  • Justo enfrente del aparcamiento encontramos la Oficina de Turismo. Os recomiendo entrar y solicitar el mapa. Aunque el recorrido es más o menos el que os he explicado en el post.
  • Desde la oficina de turismo también podéis contratar una visita guiada por el pueblo.
  • Entre la zona de parking y el punto de embarque de las gabarres podemos encontrar lavabos, una zona de picnic y un area de juegos infantil.
  • En la parte baja del pueblo, la carretera, podéis disponer de algunos bares, restaurantes, y comercios de productos locales. Más arriba no encontramos ninguno.

Si estáis por la zona os dejo algunas sugerencias y planes cerca:

Castillo de la Commarque

Castillo des Milandes

Jardines de Eyrignac

Fortaleza de Castelnaud

Cómo llegar a la Roque -Gageac

  • Desde Castelnaud tenéis que coger la carretera D 703 dirección Sarlat.
  • Desde Sarlat por la A-20 y la D 703 dirección Dome

2 Comments

    • montsar

Add Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.